Yo, Claude Monet.

posted in Arte

Yo, Claude Monet.

Llega a España el documental sobre la vida de Monet, basado en las más de 3.000 cartas que escribió. El pintor es uno de nuestros referenetes artísticos, por lo que os invitamos a conocer su vida, su obra y sus inquietudes en este biopic de la mano de Phil Grabsky, veterano en esto de hacer documentales de arte.

 

 

Yo, Claude Monet es una película documental dirigida por Phil Grabsky, responsable de otros trabajos documentales en torno al universo del arte como Goya: Un espectáculo de carne y hueso, Pintando el jardín moderno: De Monet a Matisse, Los impresionistas Renoir: Admirado y denigrado.

La vida de Claude Monet (París, 1840-Giverny, 1926) fue un auténtico paradigma plagado de altibajos personales y artísticos, plasmados en las más de 3.000 cartas personales que recoge el documental Yo, Claude Monet, que se estrenará el próximo 23 de febrero.

El biópic inspirado en estas cartas, refleja la desesperación del genio de las tonalidades y un pintor necesitado. Su visión del mundo era más colorista que el mundo original y eso, y la falta de dinero, le llevaron a terribles depresiones y a redactar misivas desgarradoras llenas de la pobreza y la oscuridad que el artista experimentó a lo largo de su vida.

 

 

Muestra los contrastes emocionales que sufría constantemente el pintor en su vida personal, marcado por sus periodos artísticos de euforia y sus depresiones. Así, ahonda en los intensos años de relación con su primera y segunda esposa, la correspondencia con sus colegas impresionistas (Bazell, Pisarro y Manet) y las conversaciones con el conservador de arte Paul Durand-Ruel. Ofreciendo un complejo retrato de uno de los artistas más valorados de nuestro tiempo. Cartas que hablan de desesperación, depresión y suicidio pero que también celebran las alegrías de la pintura y la belleza de la naturaleza desvelando un Monet inspirado por sus viajes a París, Venecia, Londres y Le Havre. Para mostrar esa esencia, la película recorre los lugares que Monet ansiaba capturar en sus lienzos y donde muchas de sus cartas fueron escritas.

“Siempre he sido un rebelde”, asegura la primera de las cartas que se narran en una voz en off que envejece a la vez que el pintor. Habla sobre su infancia. Sobre la capacidad de llevar la contraria desde su juventud hasta el final de sus días.

Estas misivas eran una humillación constante ante sus amigos, y los no tanto, para poder pagar sus pinceles, sus colores y los medicamentos que necesitaba su mujer.

Pasó gran parte de su vida sumido en deudas e intentando conectar con un público que pasaba del amor a la indiferencia en periodos cortos de tiempo. Su historia fue una continua lucha por sobrevivir al desamparo. Un artista de los de película, con la genialidad como único sustento y sin un duro. Así lo muestra Yo, Claude Monet, el documental que acaba de estrenarse y que nos narra la vida del autor de la mano de las cartas que envió a su primera y a su segunda mujer, a su marchante de arte y a sus compañeros de grupo.

 

 

Monet nació en París recién estrenada la década de los cuarenta del siglo XIX. De padre comerciante, con tan sólo 15 años sus manos ya eran capaces de crear buenas caricaturas y, como él, contó en una de sus cartas, “era muy conocido por este trabajo”. Su vida dio un vuelco cuando Eugene Boudin se fijó en él. “Me dijo que tenía talento y que tenía que trabajarlo. Que hiciera cosas mejores”. Y lo hizo. Se matriculó en una escuela de Arte y los profesores fueron derivándolo porque aprendía demasiado rápido para mantenerlo en sus clases. Pasó de marrones agrios a verdes, rojos, naranjas y, sobre todo, a sus azules. El color cogió en él una fuerza indestructible.

 

 

Tras muchas vicisitudes, la Guerra Franco-Prusiana le obligó a abandonar Francia e instalarse en Londres.  Un imprevisto que le hizo volver a coger las riendas de su vida. Fue en esta ciudad donde conoció al mercader de arte Paul Durand-Ruel y se encontró con las obras del paisajista William Turner. Su trabajo dejó un poso fuerte en Monet, que tras volver a Francia ve cómo la muerte de su padre, que le deja una pequeña herencia, y la dote de su mujer le convierten por fin en un burgués que se afinca en Argenteuil.

Fueron los paisajes de esta zona y su incorporación al grupo Sociéte Anonyme Coopérative d’Artistes lo que le llevaron a formar parte de un nuevo movimiento, de un nuevo concepto del arte: el Impresionismo. A partir de 1872, Monet se interesó por el estanque de Argenteuil como lugar idóneo para adaptar su técnica a la representación rápida del agua y la luz.

Es la exposición que el grupo realiza en 1874 en el Boulevard des Capucines de París y su obra Impresión sol naciente lo que la crítica encumbra bajo el nombre de Impresionismo. Eran Los de Manet y ahora ya eran protagonistas. Es en ese momento cuando Monet coge fuerza, impulso y piensa que, por fin, el camino es cuesta abajo.

 

 

Y, aunque es considerado la punta de flecha de los Impresionistas, no participa ni en la quinta ni en la sexta exposición que realiza el grupo a principios de los ochenta. “El movimiento me acusa de egoísmo”, asegura, y tira por libre mientras sus cuadros son rechazados en varias exposiciones. Pero la falta de dinero le hace volver a arrimarse y su situación mejora durante algún tiempo. El Impresionismo vendía y él volvió a subirse al carro. Es a mediados de los ochenta cuando se asienta en Giverny con su nueva familia y crea su famoso jardín, el que le hizo perder la cabeza y alcanzar la plenitud de sus colores. Viaja por la costa con Renoir para pintar la Francia mediterránea, se traslada un tiempo a los Países Bajos y a Inglaterra para plasmar sus colores, tan distintos a los de Giverny, y empieza a perder la vista y a asumir que Giverny será la última de sus paradas.

Sigue pintando, sigue cogiéndole miedo al azul y fallece en su casa en 1926. Sus últimas composiciones de nenúfares son reflejo de su ceguera, manchas de color, una anticipación de un arte abstracto que él nunca consumió. El reflejo de la vejez de un hombre que sólo fue artista.

 

 

 

 

http://www.fotogramas.es/Peliculas/Yo-Claude-Monet

http://www.elindependiente.com/tendencias/2017/02/17/claude-monet-en-primera-persona/