Capturar lo esencial

Capturar lo esencial

Gritar vuestro amor con la mirada y capturarlo con la cámara

 

No hay forma de evitarlo, ser el protagonista de una sesión preboda puede ser francamente intimidante. Deseas que las fotos se vean genuinas, con la iluminación perfecta, y que todo el mundo vea vuestra esencia de forma natural, ni más ni menos. Eso que parece tan sencillo al decirlo, tiene su truco cuando lo queremos captar a través de una lente. El actuar para la cámara de forma natural, sin forzar, tiene un proceso que empieza, justamente, por confiar en quien está detrás del objetivo.

Todas las parejas con las que trabajo me dicen lo incómodas que se sienten cuando se hacen fotos. Es una sensación completamente natural. Por supuesto que te sentirás incómodo, normalmente no tenemos un fotógrafo que nos siga. Mi mejor consejo es: simplemente acepta que se sentirás un poco incómodo durante el shooting. Una vez que aceptes ese sentimiento, será más fácil seguir adelante, divertirse y disfrutar.

Queremos, con este post, que la idea de posar ante la cámara para una sesión preboda, deje de intimidar, de dar pereza. Queremos que veáis la experiencia de realizar fotografías de pareja como la oportunidad de mostrar realmente vuestra esencia, la oportunidad de captar aquello de lo que está hecho vuestro amor.

Olvidaros de grandes paisajes, ropas caras y poses imposibles. Lo esencial de vuestra historia es más cotidiano, es mucho más accesible y más auténtico.

Porque, no nos engañemos, el amor está hecho de esas cosas cotidianas que lo suponen todo. Paseos cogidos de la mano, lecturas en el sofá de casa, siestas eternas o desayunos en la terraza son momentos cargados de complicidad.

 

Para mí, como fotógrafa, el amor es el empeño de dos personas imperfectas, de crear algo imperfecto juntos y luchar por hacerlo cada día un poco mejor. Y sí, es una lucha, es una tozudería, el amor es cosa de dos tercos que no se rinden aunque las cosas nunca acaben de ser cómo ellos esperaban, ahí están, el uno junto al otro, luchando por la relación. Por eso, las sesiones preboda de blanko se basan en lo cotidiano, en lo silencioso, en lo mundano. En ese empeño por ser felices el uno junto al otro. En el amor de cada mañana, en la cocina, con el café y la tostada.

Así que el primer consejo que desde Blanko os proponemos es el de realizar la sesión en vuestro entorno cotidiano. Dónde os sintáis cómodos, pues las fotos reflejan mayor naturalidad si os encontráis en la seguridad vuestro propio espacio.

Sé que ha llegado el momento de las mejores fotos cuando la pareja ya no ve mi cámara ante ellos.

Yo empiezo mis sesiones, en las casas de mis parejas, realizamos algunas fotos y después nos vamos a realizar la sesión alrededor de su vecindario. En busca de lugares que para ellos tengan significado, dando un recorrido ameno que en cierto modo haga que te olvides de estar en una “sesión de fotos”. Lo que hago es más parecido a un paseo cámara en mano. Mentras charlamos, los novios van relajándose y mostrando su verdadera esencia como pareja.

Considera esta experiencia como elegir un fragmento de tu vida cotidiana y convertirlo en una sesión de fotos. Hacer cosas que normalmente hacéis juntos o estar en ese lugar que ambos adoráis os ayudarán a lograr la autenticidad. También será más fácil olvidar que la cámara está presente si te dedicas a una actividad de la que disfrutas, como cocinar, bailar o pasear.


Para ayudar a mis parejas a sentirse más cómodos, siempre les digo que no me miren, sino que permanezcan conectados mirándose el uno a otro. Estar en presencia de tu pareja es naturalmente tranquilizador, por lo que al permanecer centrados en vuestra energía conectada, hace que la pareja se ablande de forma natural.

“Des de que vam conèixer a l’Andrea ens va donar una sensació de proximitat, com si ja ens coneguéssim. La nostra sessió preboda va ser perfecte, ella ens va deixar molt lliures i amb petites indicacions va captar la tendresa i l’amor que ens tenim. De seguida ens vam sentir molt còmodes i ens ho vam passar súper bé. Per nosaltres el que ella fa és art!”

Claudia & Miguel

La emoción auténtica es el elemento más importante para mí, y lo que siempre intento capturar. Si la pareja tiene algo que hacer, la acción fluye de forma natural y la autenticidad se hace evidente en las imágenes.

 

Animo a las parejas a elegir lugares donde puedan ser parte del paisaje más grande. Me encantan los lugares naturales con luz hermosa. Mi estilo de fotografía prospera en las montañas, el desierto y las zonas costeras, por lo que en mi opinión, cuanto más aventurero, mejor! 

Es importante que todos los involucrados en el shooting sepan qué quieren reflejar durante la sesión. De esta manera, todos estamos en la misma línea incluso antes de que comience la sesión. Sobre todo busco que la pareja esté lista para celebrar su amor ante mi cámara sin reservas. Al fin y al cabo de eso se trata una sesión preboda.

En este post os mostramos parte de la sesión Preboda de Claudia & Miguel. Esta fué su experiencia ante nuestra cámara: