4 fotos de boda bonitas

Sólo queremos 4 fotos de boda bonitas es la frase que suelen decir aquellos novios que realmente ven innecesario pagar a un fotógrafo profesional por un reportaje de bodas.

Fotos de boda bonitas
Andrea & Edu en el Ayuntamiento de Reus

Y tenéis toda la razón. Un fotógrafo profesional es muy caro si lo que quieres es sólo 4 fotos de boda bonitas. Por un lado, tenemos que queréis sólo 4 fotos (es decir, pocas) cómo si las fotos de boda fueran al peso. Este concepto es habitual en aquellos clientes que desconocen cuánto cuesta un fotógrafo profesional en exclusividad unas horas.

Y aquí viene cuando nos planteamos ¿Cuánto cuesta una foto? Pues depende de quien la haga (el renombre del autor) de quien esté delante de la cámara (la reputación del fotografiado) y el acontecimiento que se fotografíe. Pongamos ejemplos, no costará lo mismo la foto que le hizo Mario Testino a Diana de Gales (última sesión de fotos para la que posó antes de su mortal accidente) para la portada de la revista femenina Vanity Fair en 1997; que las fotos de Menganito y Fulanita un Jueves en el parque. No tiene el mismo precio, ni el mismo valor la fotografía de “La niña del napalm” de la guerra de Vietnam de 1963 que conmocionó al mundo paralizando así una guerra y salvando vidas; que otra foto de las miles que se hacen diáriamente.

Diana de Gales. Mario Testino

¿Qué precio tienen las fotos importantes (para la humanidad o para tu família, el concepto es el mismo)? Y otra pregunta más importante si cabe, ¿Qué valor tienen estas fotos? Porque valor y precio no son lo mismo. El amor es de gran valor porque nos da la vida y por suerte no tiene precio, no se puede comprar. ¿Qué fotos no querrías perder nunca, de quién son, en qué momento se hicieron?

4 fotos de boda bonitas te las puede hacer cualquier aficionado. Un reportaje de boda que explique vuestra historia convirtiéndola en memoria y valor para vuestra familia lo hace un profesional.

Los avances tecnológicos han democratizado la fotografía, permitiendo a muchos aficionados alcanzar un grado de calidad aceptable. Inlcuso los móbiles de hoy son mejores que las cámaras profesionales de ayer. Sólo hace falta darse una vuelta por Instagram para ver que es fácil hacer fotos bonitas. No se trata sólo de equipo, de calidad técnica, de que las fotos de la boda te salgan más o menos bonitas. Se trata de generar recuerdos a través de la narrativa visual de un buen reportaje de fotos. Sean 3 fotos, 50 fotos o 1500. Porque las fotos no van a peso.

Así que si realmente queréis que vuestra boda pase de ser un bonito porfolio para convertirse en un talismán gráfico que acompañará a vuestra familia toda la vida. Dejando hablar al tiempo. Poniendo en valor vuestro relato, vuestra historia, vuestra boda y vuestras emociones… no hace falta que os diga a quien debéis contratar.


Deja una respuesta