El fotógrafo documental de boda es un artesano de la memoria.

El fotógrafo documental de boda tiene que apostar por contar historias para convertirse en un artesano de la memoria de los novios.

Sólo hay que darse una vuelta por Instagram para darse cuenta de que el talento visual no está reservado únicamente a los profesionales, porque los avances tecnológicos han democratizado el hecho de hacer ‘fotos bonitas’ y, queramos o no, esa ha dejado de ser nuestra competición. El fotógrafo documental de boda debe ofrecer mucho más que fotos bonitas.

Blanko · Fotógrafo documental de boda
Blanko · Coctail de boda en Parc Samà.

Los fotógrafos documentales de boda debemos, y en Blanko es así, apostar por contar historias llenas de emoción.

El éxito inmediato y el impacto directo en redes sociales es necesario para tener visibilidad. Pero lo que debe identificarnos como fotógrafos documentales de boda es ese sexto sentido, ese ojo inquieto y esa sensibilidad que nos hace descifrar qué imágenes son imprescindibles para componer un reportaje fotográfico de boda. Qué fotos muestran vuestra conexión como pareja y como parte de una familia más extensa.

Blanko · Fotógrafo documental de boda
Blanko · Fotógrafo documental de boda

Cuando los novios contratan un fotógrafo profesional de boda deben saber que contratan un reportero documental que creará, como un artesano, un documento gráfico que les acompañará y se convertirá en la memoria colectiva de su familia.

Por eso, nuestra puesta en valor es que sea en nuestros reportajes de boda donde se observa por completo la narrativa completa, que de forma emotiva se convierte en un objeto que emociona y devuelve los recuerdos de ese gran día a los novios, cada vez que lo necesitan.

Porque la apuesta no pasa por entregar cientos de fotos, sino por construir una o varias historias a partir de ellas. Debemos conseguirlo trabajando en la selección precisa de nuestras imágenes, y en el orden en el que elegimos mostrarlas a través de un libro editorial de bodas.

Sólo debemos seguir trabajando con honestidad hasta que nuestro trabajo pase de ser un bonito portfolio a convertirse en un talismán que acompañará a nuestros clientes toda la vida. Dejando hablar al tiempo. Educando a nuestros novios. Poniendo en valor su relato, su historia, su boda, sus emociones.

Deja una respuesta