el Storytelling de tu reportaje de boda


Las fotografías no son buenas para contar historias. Las historias requieren de un comienzo, un desarrollo y un final. Necesitan una progresión en el tiempo. Las fotografías detienen el tiempo. Aparecen congeladas. Mudas. Como espectadores de la imagen, no podemos saber de qué están hablando esas personas que en ella aparecen. Entonces, ¿para qué sirven las fotografías? Si bien no pueden contar historias, son geniales para sugerirlas.

Alec Soth

¿Y cómo sugerimos vuestra historia en el reportaje de boda? Mediante el Storytelling.

Storytelling es una expresión de la lengua inglesa. “Story” significa historia y “telling”, contar. Storytelling es mucho más que una narrativa, es el arte de contar historias usando técnicas inspiradas en escritores y guionistas para transmitir un mensaje de forma inolvidable.

Fotógrafo de boda en el castillo de Tamarit

Andrea es directora de cine además de fotógrafa, así que el arte de contar historias emotivas mediante imágenes es su especilidad.

Aunque pueda parecerte un concepto nuevo, grandes de la foto como Michael Freeman, tienen una larga trayectoria como storytellers fotográficos.  Su libro `La narración fotográfica’ es un muy buen manual de cómo aplicar el sentido narrativo a nuestros reportajes.

En Blanko seguimos procesos similares a los de Freeman y otorgamos nuestro sentido cinematográfico durante el proceso de creación. Consiguiendo que cada boda sea única, porque cada boda es una historia con nombres propios y situaciones muy personales.

El proceso BLANKO para crear Storytelling en tu reportaje de bodas.

Nuestro criterio para que el click se produzca en nuestra cámara en el momento del disparo es, por orden de importancia:

  • Buena iluminación. La luz es nuestro material de trabajo. Sin luz no hay click. Os pedimos encarecidamente situaros cerca de ventanas o puntos de luz en las habitaciones donde os cambiéis. Colocar bombillas colgantes si el banquete es al aire libre y de noche. Evitar el sol directo, o de cara en las ceremonias exteriores de medio día, etc. La buena foto ha de tener buena luz. Sin las condiciones adecuadas el trabajo es imposible.
Fotógrafo de boda en Tarragona
  • Narrativa: La foto ha de explicar lo que está pasando. Así que en vuestra boda han de pasar cosas. Han de poder suceder esas cosas, y para que sucedan la complicidad, el disfrute y el tener tiempo para expresarse emocionalmente, son básicos.
  • Emotividad: Nos inspiran y motivan las miradas que compartís, las sonrisas nerviosas, los abrazos largos, las lágrimas de vuestras familias, el momento en el que todo el mundo se gira para miraros; las risas, la fiesta, la alegría desbordante. Vuestra boda será maravillosa por el simple hecho de que vostros estáis celebrando vuestro amor. No necesita de adornos.
Fotógrafo de boda en Ayuntamiento de Barcelona