Fotografía Blanco y Negro en tu Boda

La fotografía en blanco y negro es arte y un must have en tu fotografía de boda.

A pesar de que hace ya muchos años que existe la fotografía en color, casi todos cedemos al encanto de las fotografías en blanco y negro, solemos vernos más favorecidos, y una foto que en principio resultaría más simple adquiere un halo de romanticismo especial. Quizá éste sea el secreto del éxito de la Fotografía Blanco y Negro en tu Boda, el romanticismo que transmite.

Nada en el mundo se parece a la fotografía en Blanco y Negro. Hay fotos en blanco y negro que te quitan el aliento. Su estilo clásico y minimalista le otorga total protagonismo al sujeto u objeto de la fotografía. Esta diáfana sencillez resulta totalmente atrayente y cautivadora y, a pesar de la falta de color, puede causar un impacto aún mayor por el contraste de este binomio de colores.

“La vida es una buena foto en blanco y negro. Hay blanco, hay negro, y un montón de sombras en medio”.

Karl Heiner

Las fotografías en blanco y negro aportan muchas ventajas a la hora de tomarlas, porque ayudan al fotógrafo a centrarse en la composición y, sobre todo, transmiten una mayor carga emocional.

Las fotografías en Blanco y Negro, al carecer de color, ofrecen la ventaja de no distraer al espectador, logrando que las figuras plasmadas tomen protagonismo e importancia.

Boda en B/W

Los retratos en blanco y negro son más auténticos, más naturales. Las miradas en blanco y negro dicen mucho más que las de color. El blanco y negro encierra un aire de nostalgia, un dramatismo y una fuerza que el espectador percibe muy fácilmente.

Jugando con las luces y las sombras se pueden conseguir fotos llenas de dramatismo, tanto en poses clásicas como en composiciones más atrevidas, dotando a las instantáneas de una sensación de atemporalidad que harán que, al volver a verlas en un futuro, no nos parezcan exageradas o pasadas de moda.

Este tipo de fotografía es perfecta, además, para capturar momentos espontáneos, divertidos, reflejando la esencia de ese instante que un buen fotógrafo sabrá reconocer. Esta simplicidad no significa que una buena fotografía en blanco y negro sea algo fácil de lograr. La dificultad viene del hecho de carecer de color para causar una impresión de calidez, detalle o textura. Una fotografía en blanco y negro puede resultar fría y plana, desdibujada y aburrida si no se toman en consideración elementos fundamentales.

Los elementos más importantes y evidentes son el blanco y el negro. Estos desbordan fuerza y energía y además son los colores base clásicos, capaces de transformar todos los demás. El blanco es, nada más y nada menos, que la suma de todos los colores, es el símbolo de lo absoluto (de ahí el nombre de nuestra aventura, Blanko). El blanco da una sensación de paz, luminosidad, vacío, pureza y positividad. También puede transmitir sensaciones contrarias como frialdad, lo que permite su uso para muchas situaciones.

Blanko
Blanko

Si eliges un buen fotógrafo de bodas, él sabrá elegir esos momentos especiales en los que captar un detalle, un momento especial que resaltar de ésta forma, captando esos pequeños instantes que, aún sin haberlos vivido, pasaran a formar parte de la historia de tu boda.

Cualquier tipo de fotografía es susceptible de ser una buena toma en blanco y negro. Así que, si queréis un recuerdo especial de vuestro día, mi consejo es que os rindáis al culto del blanco y negro.