Naturalidad en la fotografía de boda

Empatizar es clave para conseguir la naturalidad en la fotografía de boda

Empatizar es fundamental para lograr que las fotos de boda reflejen la naturalidad y emotividad del evento. Que los fotógrafos tengamos la sensibilidad de empatizar durante vuestra boda es vital, porque os acompañamos el días más importante de vuestras vidas y ese día está lleno de emociones y nervios. Nuestra filosofía de trabajo tiene como pilar básico empatizar con los novios y sus invitados hasta mimetizarnos con el ambiente que se respira en su boda. Así conseguimos que nuestra cámara capte la esencia de los que se está viviendo ese día.

Blanko
BLANKO · Reportaje de boda

En Blanko no tenemos editores externos. Andrea trabaja con los novios desde los previos de la boda (toda la preproducción y preparativos) hasta la edición y entrega de las fotos de la boda. Esto es posible porque Andrea realiza muy pocas bodas al año (no más de 15-20). De esta forma el trato es personal de principio a fín y la conexión con los novios mucho más fácil.

Para mí, mandar las fotos a un editor externo supone que el trabajo lo revela alguien que no ha vivido la boda, y por tanto no conoce los momentos clave ni dedica tiempo a esas fotos que sabes que van a ser importantes para los novios.

Queremos que nuestras fotos sean atemporales, que sigan emocionando dentro de 20-25 años y para eso deben ser naturales, pasar de modas pasajeras y apostar por la naturalidad y la autenticidad.

Para Blanko lo más importante es captar las emociones de esa boda. Los gestos, los abrazos, las miradas, las sonrisas, etc. Buscando el equilibrio entre la parte artística y la parte de reportaje social que muestra ese momento familiar único.

BLANKO · Reportaje de boda

Para lograr que nuestras fotos reflejen esa naturalidad es imprescindible que tengamos una reunión previa para que conozcáis cómo trabajamos y nosotros sepamos qué es importante ese día. Andrea y Javi son las personas que os atendemos desde que nos mandáis un mail pidiendo presupuesto hasta que os entregamos el reportaje de boda. Javi lleva toda la parte económica y administrativa y Andrea es la artista que trabaja junto a los novios de principio a fin. Esta reunión es larga porque creemos que los novios que nos contratan deben saber desde cómo se pueden sentir ante nuestra cámara hasta cómo realizamos las fotografías de grupo. Queremos conocer sus gustos musicales, sus series y películas, su relación como pareja, sus profesiones, etc.

Una semana antes de la boda tenemos la última reunión con los novios para repasar y tener en cuenta cada detalle de la boda, los tiempos, cómo vamos a trabajar ese día en orden cronológico, qué tiempos se necesitan para hacer cada parte de la fotografía de boda. Esta reunión sirve para acompañar a los novios con cariño, tranquilizarlos si están nerviosos y darles la confianza necesaria para que el día B se sientan seguros con nosotros. De esta forma, cuando aparece nuestro equipo en su boda con Andrea a la cabeza, ella los atiende como si fuera una buena amiga.

El resultado de este trato previo al enlace es una fotografía de boda muy natural donde los novios no están posando para la cámara de un desconocido.

La capacidad de Andrea de dirigir a los novios en las sesiones de pareja, de acercarse a la familia y a los invitados viene de su formación en cine y su facilidad para empatizar. Porque Andrea conecta rápido, se emociona rápido y rompe el hielo también muy rápido.

BLANKO · Reportaje de boda