La familia no es algo importante, Lo es todo, y merece ser fotografiada en su inmensidad.

Una boda es la formalización de la família, vuestra família!. Y la família no es algo importante, lo es todo, y merece ser fotografíada en su inmensidad. Durante y después de la boda.

Los novios Blanko nos llaman siempre tiempo después de su boda para que seamos nosotros quienes capturamos los momentos familiares más importantes de su vida. Nuestra relación comienza en su enlace pero continúa durante años con las sesiones de fotos familiares. En este post te contamos cómo lograr que tu sesión de fotos familiar capte vuestra historia. Porque sabemos que la familia lo es todo y merece ser fotografiada en su inmensidad.

La familia lo es todo y merece ser fotografiada en su inmensidad
BLANKO FAMILY
  • SIN ADDITIVOS. Capturar la esencia de una relación familiar es eliminar lo superficial en vestuario y espacios. Un campo (exterior) o una habitación con ventanas (interior) es decorado suficiente para vuestra sesión. Unos tejanos y una camiseta es suficiente vestuario para captar vuestra personalidad. Lo ideal es elegir el vestuario en función del espacio en el que se tomen las fotos. Mi recomendación es optar por espacios neutros (un campo, playa, una pradera, un ventanal interior de vuestra casa, una pared blanca…) que no destaquen; de ese modo damos protagonismo a las personas.
La familia lo es todo y merece ser fotografiada en su inmensidad
La piel y la barriga como protagonistas.

Mejor colores lisos, sin estampados, y de tonos rebajados y complementarios. Ejemplos de colores: gris (blanco/negro) que combina con todo, ocres (beige/mostaza) y tonos pastel (vainilla, rosa palo, malva, verde mint).Ten en cuenta el color del entorno (fondo) en el que se realizarán las fotos.Procura que no haya demasiado contraste entre el color más claro y el más oscuro. No necesitas accesorios ni props (a no ser que te identifiquen muchísimo).

Keep it simple!No te estreses con el «qué me pongo». Lo que brillará en las fotos eres tú, no tu ropa.

  • MOMENTUM. Durante la sesión de fotos os vamos dirigiendo para que de forma muy natural mostréis vuestra relación personal a mi cámara. Mis conocimientos de dirección de actores me permite crear el clima idóneo para que aflore vuestra forma de ser y de relacionaros, creando momentum. Una mirada, una caricia o un abrazo lo dicen todo; sólo hace falta saber crear el momento y captarlo.
La familia lo es todo y merece ser fotografiada en su inmensidad
Capturar la vida es capturar el momentum

Para facilitar el contacto físico y las miradas recomiendo llevar ropa que deje el torso de la madre a la vista y refuerce así la idea de piel con piel y vínculo. Para la madre será ideal llevar un vestido abierto, tops o camisetas de tirantes, preferentemente de color muy neutro y sin distracciones. Mejor ropa de punto que una camisa. Mejor cómoda que incómoda.

El vínculo que te une a tu verdadera familia no es el de la sangre, sino el del respeto y la alegría que tú sientes por las vidas de ellos y ellos por la tuya.

Richard Bach
La familia lo es todo y merece ser fotografiada en su inmensidad
Dale la vuelta y crea momentum!
  • MENOS ES MÁS. La simplicidad suele ser la mejor opción y, en una sesión de fotos con niños, más todavía. Los continuos cambios de ropa suelen romper totalmente el ambiente de la sesión, o pueden desencadenar un cambio de humor en las criaturas. Si puedes dejarlo en una sola combinación de ropa, mejor que mejor.

Solo hay una pequeña excepción a esta regla, y es que a los niños suele encantarles ir por la vida sin ropa. Si hacéis las fotos a domicilio o en un estudio, siempre se puede empezar con ropa y quitarla después, para conseguir fotos más íntimas. Porque vuestra familia lo es todo y merece ser fotografiada en su inmensidad.

Y hablando de criaturas: mejor no forzarles en ningún momento. Si sabes que tu hija detesta las faldas, no elijas una para el día de la sesión. Lo mismo para pantalones que pican, coletas, zapatos, etc. O si tu bebé no soporta los gorros, no te empeñes en ponerle uno para la foto.

La familia lo es todo y merece ser fotografiada en su inmensidad
Hora mágica
  • HORA MÁGICA. La hora mágica (no es un hora exacta del día ni dura 60 minutos) es una expresión usada en el mundo de la fotografía y el cine que designa un momento del día que consta de escasos minutos entre la puesta del sol y la total oscuridad de la noche. En aspectos técnicos la iluminación es más suave y difusa que en otros momentos del día. Las sombras son muy suaves siendo estas casi inexistentes, ya que el sol se encuentra por debajo del horizonte creando una luz indirecta y una atmósfera muy especial y favorecedora.

Con niños sabemos lo difícil que es cuadrar la hora mágica con su estado de ánimo y su rutina diária. Así que, aunque aconsejamos realizar la sesión de fotos entorno a la hora mágica, sabemos que los pequeños protagonistas no siempre están disponibles y dispuestos justo en ese momento de luz. Os citamos por la tarde teniendo en cuenta el momento de la hora mágica y si hay suerte y se alinean los astros (niños y luz) bien, y si no, también. NON STRESS!

Porque sabemos que vuestra familia lo es todo y merece ser fotografiada en su inmensidad.