Sonreír con los ojos

La “sonrisa de Duchenne”.

Las mascarillas en tus fotos de boda no son un problema cuando sabes sonreír con los ojos. Si tu boda va a ser dentro de poco y te preocupa que la mascarilla no permita mostrar tus emociones, saber que la sonrisa de Duchenne es tu aliada y el motor de esta mirada simplemente está en tu emoción. Cuando tu mirada participa también de la sonrisa, en lugar de simplemente tu boca, tienes el poder de transmitir verdad.

fotógrafo de boda Barcelona
La sonrisa de Duchenne. El padre de la novia. Boda en Barcelona

Cuando hablamos de sonreír con los ojos, hablamos de la sonrisa de Duchenne, que es una sonrisa que se extiende hasta los ojos. Por eso es la más genuina, porque sonreír de verdad con nuestros ojos es un acto reflejo involuntario. Los ojos solo participan en una sonrisa auténtica, no en una sonrisa de cortesía. Lo más complicado de sonreír con los ojos es que es muy difícil fingir; cuando tus ojos sonríen es que realmente te sientes feliz.

Sonreir con los ojos. La sonrisa de Duchenne

¿Cómo identificar la sonrisa de Duchenne?

Tal y como el propio doctor Duchenne explicó en 1862, la característica esencial de cualquier sonrisa es la elevación de las esquinas del labio, las cuales se levantan con la ayuda de los músculos de la mejilla. Ahora bien, la sonrisa de Duchenne tiene un matiz singular a la vez que excepcional, y es el generado por la emoción positiva y la alegría que se transmite mediante una combinación sutil de diversos músculos faciales.

Sonreír con los ojos genera un tipo de sonrisa que se origina con la contracción de los músculos cercanos a la boca, los cuales, alzan a su vez la comisura de los labios. Generando que, y aquí viene el matiz, también se formen unas pequeñas arruguitas alrededor de los ojos al contraerse tanto las mejillas como el músculo orbicular cerca de los ojos (orbicularis oculi).

Sonreir con los ojos. La sonrisa de Duchenne
Sonreir con los ojos. La sonrisa de Duchenne

Deja una respuesta